Estrés Postraumático

 

La Terapia de Exposición Prolongada (PE) es un tratamiento de primera línea para el Trastorno por Estrés Postraumático. La calidad y cantidad de estudios realizados lo ubican como el tratamiento cognitivo-conductual más investigado respecto de su eficacia (ISTSS, 2009; Institute of Medicine of the National Academies, 2008). Consiste en un tratamiento individual para personas que sufrieron uno o múltiples traumas (por ej., abuso sexual infantil) y cumplen criterios para Trastorno por Estrés Postraumático. Ha demostrado ser eficaz para reducir la severidad de los síntomas postraumáticos, incluídos la ira, la culpa, los síntomas disociativos, la ansiedad y la depresión.

 

La duración del tratamiento oscila entre 8 y 15 consultas de 90-120 min. aproximadamente, y pueden realizarse una o dos veces por semana. La duración establecida se encuentra en función de los estudios de eficacia y efectividad, por lo cual es posible que la misma varíe según las características o necesidades del paciente.